Dato Curioso

27 Aug 2019

Uno de los frutos más apreciados y populares, la piña, tiene una historia interesante para contar. Originalmente autóctona de Paraguay y de América del Sur, se extendió desde su tierra natal, por los indios locales, a través de la América del Sur, Centroamérica y las Indias Occidentales.

Más tarde, fue llevada a España, en el momento que Colón descubrió América en 1492.

En los siglos XV y XVI, se extendió al resto del globo por los navegantes europeos que la transportaron para protegerse del escorbuto, una enfermedad causada por la deficiencia de vitamina C.

Científicamente a la piña se la conoce como “Ananas comosus” y pertenece a la familia de las Bromeliaceae.

La piña es una planta tropical, perenne, resistente a la sequía. El árbol puede crecer hasta obtener una altura de 120 centímetros de altura y se extiende alrededor de un radio de unos 2 o 3 metros.

Se trata esencialmente de un tallo corto, robusto, con una roseta de hojas de cera, con punta de aguja.

 

Beneficios, propiedades y usos para la salud de la fruta de la piña.

La piña es baja en calorías, siendo el sabor de esta fruta deliciosa y contiene minerales y vitaminas que son indispensables para una salud óptima.

100 g de fruta proporciona sólo alrededor de 50 calorías equivalentes al valor calórico de las manzanas. No contiene grasas saturadas o colesterol, pero sin embargo, tiene excelentes fuente de fibra dietética soluble.

La piña tiene una enzima proteolítica llamada bromelina, esta tiene propiedades antiinflamatorias, anticoagulantes y anticancerígenas.

 

Los investigadores han descubierto que el consumo de la piña ayuda a regular la lucha contra la artritis y la indigestión.

La Vitamina C es necesaria para la síntesis de colágeno en el cuerpo y esta deliciosa fruta contiene esta vitamina, siendo el colágeno de la vitamina C la principal proteína estructural en el cuerpo, necesario para mantener saludables los vasos sanguíneos, órganos, piel y los huesos.

La ingesta regular de alimentos ricos en vitamina C y esta vitamina ayuda al cuerpo a protegerse de la enfermedad del escorbuto y desarrollar resistencia contra los agentes infecciosos.

También contiene una pequeña cantidad de vitamina A, con elevados niveles de beta-caroteno.

Estos compuestos son reconocidos por tener propiedades antioxidantes.

La vitamina A también es necesaria mantener la piel sana y es esencial para la visión. Los estudios sugieren que el consumo regular de frutas naturales ricas en flavonoides favorece a que el cuerpo humano se proteja de los cánceres de pulmón y la cavidad oral.

Además, la piña es rica en vitaminas B como las tiamina, folatos, piridoxina, la riboflavina y minerales como el potasio, cobre y manganeso.

El potasio es un componente clave de las células y fluidos corporales, que nos puede ayudar a la hora de controlar la presión arterial y el ritmo cardíaco. El cobre es un elemento útil para la síntesis de glóbulos rojos.

El manganeso ayuda a las enzimas superóxido a que funcione en el cuerpo de la forma adecuada.

La piña contiene una enzima proteolítica bromelina que produce sangrado uterino si se come en exceso o en grandes cantidades durante el embarazo.

La piña contiene una enzima proteolítica bromelina que descompone las proteínas en los alimentos. Los investigadores han demostrado que el consumo de la piña ayuda a regular la lucha contra la artritis y la indigestión.

 
 
Preparación de esta deliciosa fruta.

La piña puede ser cortada y pelada de muchas maneras.

Por lo general, la corona y la base de la fruta se cortan con un cuchillo. Para pelar la fruta, coloca su base hacia abajo y con cuidado rebana la piel con la punta de tu cuchillo.

Una vez que se quita la corteza, corta la fruta en trozos deseables.

Please reload

Lo más destacado

¿QUÉ HACEN LOS RESTAURANTES PARA CREAR ENGAGEMENT?

June 10, 2019

1/10
Please reload

Reciente

November 4, 2019

October 16, 2019

August 27, 2019

Please reload

Archivo
Please reload